1.10.15

Mi partida de la casita amarilla


Pocas cosas que contar de mi garabato, a veces la vida tiene reveses extraordinarios, y al tiempo, toca recordar y entender que lo vivido era necesario y estaba lista para inventarme un nuevo hogar.

Publicar un comentario en la entrada