31.7.08

Solicito ayuda:

Llevo 3 semanas que sufro de pérdida de identidad. ¡Siento que el último tornillo que me queda está a punto de zafarse! Con el hurto del chatarracelular había olvidado el tema pero en cuanto recuperé mi número fue como si volviera la tormenta.

Todas las mañanas religiosamente me llaman a eso de las 7.00 a.m. y me preguntan si soy Lorenzo García. Y ya para estas alturas me pregunto ¿Soy Lorenzo García?, ¿Estaré en un manicomio encerrad¿a?¿o? mintiéndome sobre mi real identidad?. Si es así me quedo a vivir en la matrix ¡A mi me gusta ser niña!. Así que solicito su ayuda para idear formas creativas de contestar el teléfono ante una situación de no morosa en buró de crédito ajeno.

Ya pensé en las siguientes:
1. Contestar como si fuera una hotline (con aquello de los 4 ceros se presta).
2. ¡Bomberos! (un clásico familiar para desconcertar al enemigo).
3. Decir que Lorenzo se metió a un convento de clausura en voto de silencio y que dejen de llamar.
4. Decirle al empleado que su llamada fue seleccionada para ganarse un aaaaaaaauto.
5. Amenazarlos con que mi papá es el jefe de la Canaca.

Les suplico su ayuda, quiero sacar provecho de esta oportunidad y desesperar al enemigo. Buajajaja. Y con esta situación me retumba en la cabeza sin parar:
Publicar un comentario