11.2.15

Ell búho que sabía colorear y otros animales misteriosos

Quedan pocos días para mi cumpleaños 34.

Estoy  tratando de ver en mis carpetas todos esos dibujitos que tengo y no he publicado.
Este amigo estaba perdido entre mis haberes, de esa época en que me dio por coleccionar compulsivamente las banditas de colores de las pruebas de color que ya no servían.

Recordar otros momentos que ya parecen muy lejanos (aunque en realidad no lo sean) es vivir en alteridades que a veces ya parecen inclusive extrañas para mi misma, sin embargo, en los garabatos algo reconozco de eso que también fui.



Publicar un comentario