20.1.15

Mamá no me regañes

Que nuestros deseos queden impresos en cada gesto y que eso que somos sea tan transparente como tinta indeleble en la piel.

Tómese el título de esta entrada como una aténta súplica.
Mamá me quedaste muy guapa en tu versión chola delincuentíl.




Publicar un comentario