26.5.11

El día que te fusite había un cielo maravilloso y fui a consolarme a uno de esos sitios donde no podías pasar


Publicar un comentario