7.4.11

#Bitácora de diseñadora

El ir y venir de las propuestas creativas es lo que enriquece el proceso y mejora el resultado.
–Saber escuchar para después mover el lápiz–.
Recibir un no a una propuesta de diseño puede ser frustrante pero si lo entendemos como una puerta nueva que se abre y asoma a un lugar conocido con capacidades nuevas para mejorar el previo resultado el sentimiento de incomprensión desaparece.

Diseñar también es saber escuchar.

¡a darle!
Publicar un comentario