16.8.10

Templo Mayor + MUNAL + Artes Populares + F. Mayer y una flor perdida

...Museos: ¡Cementerios! Idénticos, verdaderamente, por la siniestra promiscuidad de tantos cuerpos que no se conocen. Museos; ¡Dormitorios públicos, en los cuales decansa siempre al lado de odiosos desconocidos! Museos; ¡Absurdos mataderos de pintores y escultores que van matándose ferozmente a golpes de colores y líneas, a lo largo de paredes disputadas! Se deben visitar como un peregrinaje una vez al año, igual que se va al cementerio el Día de los Difuntos. Esto lo concedemos. Que se vaya una vez al año a depositar un homenaje de flores delante de la Gioconda, lo concedemos.

-Marinetti.







Publicar un comentario