17.10.09

Musas

Todo lo bonitas que les pueda contar que son no me va a alcanzar para describirlas. Tan sencillas, etereas, rítmicas, (y bien vestiditas). Yo quiero ser como las de Au Revoir Simone cuando sea música...
Si fuera una canción, sería The lucky one. Cuando la cantaron, el mundo fue perfecto por algunos minutos.

La noche corrió sin pausas, después del concierto me fui con el diablo a asesinar horas. Andar en moto por chapultep'e, otro momento de perfección temporal me llegó al andar en las dos ruedas... extraño tanto las dos ruedas.

Etiqueta: música que solamente las mujeres toleran.




Bonus: una coneja rosa.
Publicar un comentario