21.10.09

Les iba a contar...

pero encontré a alguien
que ya lo había contado antes
mejor que yo.

Cuando voy a trabajar es de noche...

Cuando voy a trabajar es de noche,
después amanece poco a poco,
hace mucho frío aún.
A menudo en el cine
me parece oír lluvia azotando el tejado,
como si no hubiese lugar
donde guarecerse.
Hoy alguien en un sueño dijo:
ten, en esta garrafa
hay agua limpia, por si toma moho
la del corazón.

De "Ella, los pájaros" 1993

Ovidio García Valdés


En este lado del monitor solo se trabaja y también se trabaja. Estoy convencida que nunca había estado en este tipo de trance laboral, no por lo intenso, ese tipo de presiones las he pasado (y peores). Esta vez es diferente, esta presión que tengo encima es gratificante, necesaria para ser y hacer lo que deseo, estoy cansada como pocas veces pero surgen más ideas, sueño con ellas y me corrijo, les juro que no exagero, sueño con mi trabajo y con mi vida. Como si no se detuviera nunca, como si el sueño fuera cuando me despierto. Así las cosas por este lado de la máquina, gastándome hasta los últimos diez centavos de vida que me da cada hora. Así mi vida.

Por supuesto, no puede faltar contarles cómo suena. Nada nuevo pero inspirador a madres para la gente que como yo, no sabe dormir, o talvez sea que el sueño que hago existir es la vida misma. Hoy me criticaron por usar recursos noventeros en el diseño... ¿será que estos morros tienen la culpa?, jiji, se me hace que voy a tener que cambiar a esto, a esto, o a esto como inspiración.

¡ACEPTO SUGERENCIAS! ¿qué es lo más dosmilero que han escuchado recientemente?

Publicar un comentario