20.7.09

Sobre la gente que se siente usada

Este fin de semana pensé mucho en el verbo usar.
Desde que tomo cada sábado mi clase con el Sr. Miyagui, me da
por etiquetar las palabras que utilizo y 'usar' es un bonito verbo cuando
se conjuga de forma congruente al corazón y con reciprocidad.

Indudablemente todos usamos mucho de los que tenemos cerca, para
sentirnos amados, por las habilidades de las que adolecemos y compensar
con ello nuestras carencias; si se conjuga de forma dulce es para compartir,
si se conjuga únicamente en primera persona el resultado es también práctico
pero menos luminoso.

Este fin de semana el viernes use a V. y Dani Elle para tener con quién brincar en
el IMS, el sábado use a la D.G. J. Cervera para tener con quien compartir la comida
en La Barraca, y más tarde, en la fiesta del Convite bebernos junto con E. esa botella
de vino que me gusta tanto y curiosamente está barata. Durante la noche los músicos
nos usaron de público y nosotros los usamos para volar. El viaje de las tres de la mañana
fue el mejor, mañana viidiio, hoy el cable que no vino decidió que no era buen día
para volver a volar.

El domingo A. y Otaolo me usaron de público y yo los use para sufrir a la buena
con una función de teatro matutino. En la tarde use de nuevo a la D.G. J. Cervera para
compartir un pastel de chocolate y observar sus uñas rosas que contrastaban tan lindo a la
luz del sol.

Me usan, los uso.









P.D. Lo que se escucha por este lado y hace más llevadero este lunes.
Linda semana para la gente linda y para la que no sea linda también.
Publicar un comentario