24.3.09

Hace treinta años en Tlatelolco


Ese pasillo lo recuerdo mucho, 
lo pase de blanco 
y el pecho parecía que me explotaría 
de la emoción a lo desconocido.
Era una mañana muy brillante 
y el cielo estaba azul.

Yanetta



Publicar un comentario