26.9.08

Me comí una manzana:

pero antes maté un bicho con el matabichos de lavanda.
La manzana rondaba por el sitio del asesinato.
Me supo poquito a matabichos.
No me supo a lavanda.
Lo ignoré.
Se me está quedando dormida la lengua.
Menos mal que no soy blancanieves.
Publicar un comentario