3.9.08

Adivine usted la época para la que está escrito el siguiente texto:

La ética es particularmente nociva. Muy pocos pueden leerla sin poner en peligro su fe.
–A mi me parece excelso –contradijo Lotario–. Sigo sin entender el miedo que se le tiene. Reflexionar siempre es sano.
–No cuando la reflexión desune, hijo. Lo que hace falta hoy día –apunto el anciano–, es unidad. Por eso hay que aniquilar la herejía. Si cada quien piensa como quiere, cada quién hará lo que le venga en gana ¿a dónde vamos a llegar así? Si hoy no acallamos a herejes y a musulmanes, mañana el mundo se volverá inhabitable.
Publicar un comentario