29.8.08

En vivo...

que es como estoy en este momento. La reunión ayer con el dark side se puso muy interesante, con bebidas de colores. La foto está saturada de mi cosecha para que vean como se sentía cuando uno de esos entero te entraba al sistema.

S. me prometió que me iba a inventar un cocktel con Tonicol 'Un refesco... diferente, para ti que eres... diferente'. A mi ni me reclamen ese es su eslogan, no me lo inventé yo. Espero con ansia mi cocktail de mi bartender/maquillista/gran amiga/lo que usted quiera añadir, de confianza. En cuanto tengamos la receta les aviso el día del reven Tonicoloso.

Quesque les iba a contar de las manzanas bloqueadas y de los mensajitos románticos y de la manga del muerto pero ñeeeee, no se puede tantísimo en este estadazo se tendrán que conformar únicamente con San Judas Tadeo, 'patrono de los casos difíciles y desesperados', por eso es que estoy contandoles, ¡milagro!... Pensando con calmita conozco a algunos cabezotas que se podrían encomendar a él cada ocho horas, así como jarabito para la tos.

Pues que ayer fue el día del patrono Don San Judas Priest ¡digo!, San Judas Tadeo me tocó viajar con él en el metro, así como lo escuchan, San Judas es bien alivianado y ayer que fue su mero día todos los devotos lo llevaron a santiguar a su mero templo que está afuerita del metro Hidalgo.

Viajar con tanto santo al rededor fue una experiencia religiosa, esta semana odié mucho vivir aquí, recordé por eventos non gratos que es un lugar a ratos desolador, gris y en el que no se puede confiar libremente en la gente con la que compartes ciudad. Ayer, viajando con el santo mis frustraciones se fueron al demonio y recordé esa bonita leyenda que viene en cada boleto de metro y disfruté un viaje.



Publicar un comentario