3.6.08

Una gran frase:

Aplíquese para esas noches en que lo único que usted desea es dormir. Apaga la luz, se acurruca, cierra los ojitos y pega la cabeza en la almohada y un mosco le vuela en círculos justo cerca del oido. Agarra un periódico, intenta cazarlo, se cae más de una vez de la cama, decide mejor ir por el mata bichos con aroma a lavanda y en cuanto lo mata y pega la cabeza en la almohada el vecino comienza a tomar su clase de jarabe tapatío de la una de la mañana. En cuanto sube, discute, le roba sus zapatos para taconear, lo calla y pega la cabeza en la almohada la pata de la cama se rompe. En cuanto saca la herramienta, se da cuenta que no tiene clavos, agarra sus cobijitas, se muda a la sala y pega la cabeza en la almohada el perro le trae la correa para que lo saque a pasear. En cuanto lo saca a pasear, medio le atropella un carro ya que va sonámbulo, llega de nuevo a su casa, ve el sillón, da un clavado que la misma Jashia Luna envidiaría y pega la cabeza en la almohada suena el despertador.
Llega a la oficina alguien le ve las ojeras y afirma; -tienes una carita terrible. Usted solo replique:
“Tuve una noche de Pantera Rosa”

Publicar un comentario