9.6.08

Sobre los festivales con causa

Hoy el lunes me mandó un memo a primera hora diciendo que el sábado cubrí la cuota de desgracia, que solo por hoy teníamos tregua pero que no me emocionara.

Los señores Dos abejas, autores intelectuales (si es que cuentan con intelecto) de ‘Colmena 2008’, nos proporcionaron un sábado lleno de aventuras y emociones fuertes.

Cuando uno pica en el menú de su página el botón FAQ te reciben con este parrafito:
Con el único fin de que tengas una experiencia memorable y feliz en Colmena 2008 hemos redactado estos sencillos pasos a seguir, como respuesta a las preguntas más frecuentes que hemos recibido.
MEMORABLE si fue... de feliz pues... dejenme contarles.

El punto 3:
Colmena es un evento ecológico por lo que el boleto del festiva INCLUYE transporte redondo en autobús desde la Ciudad de México y Cuernavaca al recinto sagrado donde se llevará a cabo el evento.
De esta parte me queda el memorable recuerdo de toda la chilangada al unísono gritando: ¡Auditorio, auditorio, auditorio! cuando salíamos por un sendero obscuro del recinto sagrado. Una hora después de estar atrapada en medio de una marejada de gente esperando que un retrasado mental asignara un autobús para el destino, hice nuevos amiguitos de desgracia. Nunca había platicado tanto con gente a la que no le alcanzaba a ver la cara en una misma noche, me queda el gran recuerdo del individuo africano al que le traducían todas las bromas sobre el posible linchamiento del tipo que cargaba el megáfono intentando dirigirnos.

Es OBLIGATORIO el uso de dicho transporte ya que buscamos reducir nuestras emisiones de CO2 lo más posible y pasárnosla mejor, sin tráfico ni embotellamientos en Tepoztlán. No habrá estacionamiento para automoviles cerca de Colmena.
Si les cuento lo que me pasó… creo que me tildarían al menos como una amargosa y exagerada si les relato toda la historia. Solo les doy los detalles finales: salí de Colmena a las 9.00 p.m. después de haber escuchado como 7 canciones de Sigur Rós y el himno nacional de Islandia ¿? tocado por una especie de banda de guerra rara que nunca entendí su cometido a la mitad del acto, pude bajarme del camión del infierno hasta las 2.00 de la mañana, por desgracia demasiado sobria y todos los recuerdos estaban claritos e mi memoria, con hambre, apestando a perro mojado, con los pies y el ánimo destrozados, odiando a Sigur Rós y jurando que nunca más vuelvo a poner su música (tengo la sospecha que los Sigur Rós y su baterista desmayado a medio evento y sin doctor para atenderlo, tienen el mismo sentimiento de odio pero con las dos abejitas), con ganas de asesinar a los choferes despistados que se pierden al intentar llegar al Auditorio Nacional, extrañando rudísimo la autonomía y las emsiónes de CO2 que te proporcionan las 4 ruedas propias y mentando madres por el frío.

4. Colmena se llevará a cabo en un recinto sagrado por lo que NO habrá venta de bebidas alcohólicas ni cigarros.
MG y yo nos preguntamos muchas veces si alguien habría salido de la experiencia espiritual con briaga mental de Sol cero. Había varios que se veían muy convencidos de estar disfrutando sus chelas sin alcohol. Y bueno, quién quiere fumar cigarro cuando ponen aromatizantes de mota.

5. Habrá deliciosa comida dentro del festival
… si usted quiere formarse la mitad del festival para probarla.

6. Se permitirá el acceso con alimentos y bebidas no alcohólicas al festival, siempre y cuando sean para consumo personal y no utilicen contenedores de vidrio ni unicel.
Únicamente estará permitido para contaminar el confetti metálico para complacer a los que alucinan con ácidos.

7. Cualquier persona que sea sorprendida consumiendo o distribuyendo drogas o sustancias ilegales será consignada a las autoridades correspondientes.
Aquí queda perfecta la historia de Juliancito, una de esas que me compartió uno de los rostros que nunca vi durante el tumulto/camionazo al D.F.. Una de estas voces nos contó la historia de un escuinclito oriundo colmenero que traficaba no con drogas pero sin con chelas dentro del recinto sagrado. La dinámica era que el chavito reclutaba a la gente y el papá surtía la chela traslomita, ahí estaba el cargamento de caguamas y six. ¡Maravillosa actividad para unir a la familia!

… mi punto preferido, el 10. ¡Traigan traje de baño!,
y es mi preferido por todos los incautos que si lo llevaron. La niña de la túnica blanca sacó mención honorífica. Todos recordaremos tu bikini a lunares amarillo, diminuto, justo, justo que todo dejaba mirar tras la telita traslúcida.

Mi colusiones son 2.
Aunque en general les despotrico todo el tiempo por mi odio a la gente, la verdad es que esta ocasión descubrí que a veces estar rodeada con la gente adecuada hace que no termines por volverte loca. Me reí mucho con las voces sin rostro y tener los brazos de MG cerca serenándome ayudó para no convertirme en la chilanga asesina de la colmena. Estaba lista para la gloria en un encabezado del Alarma: 'Sangre en la Colmena mueren 10 a manos de la asesina neurótica del Tepozteco'.
La segunda es que odio ‘Los festivales con causa’, uno va a escuchar música, no a salvar el planeta, ni a recaudar fondos para Chiapas, ni a crear conciencia para que no maten al Berrendo en peligro de extinción, NO (en mayúsculas y negritas, como ponen los 2 abejos los conceptos importantes). Yo voy a un concierto a OIR MÚSICA.

Así que señores abejitos como dice el ecoloco:
¡Mugre, basura y smog yo les canto con amor!


Dónde estaba el Mugre movil cuando más lo necesitabamos ¿¡Dónde!?
Publicar un comentario