23.5.08

Miscelánea virtual

Ayer G. se llevó a Tab a pasar el fin de semana, (eso es un pretexto para presumirles que huyo de la ciudad), sentí raro cuando se fue mi perra adoptiva de pila de litio interminable, creo que en cuanto le encontremos al dueño perfecto va a ser difícil despedirnos, hemos hecho buena amistad.

Me hice de cenar y descubrí uno de esos instantes de soledad. Todavía es extrañísima la exploración que tengo ahora con mis tiempos a solas. Es una soledad mucho más conciente de si misma. Que vive serena y feliz pero que todavía no se acaba de adaptar a verse al espejo. Son pocos los instantes conmigo aunque no tenga roomate, siempre estoy acompañada, el perro, la vecina, O., A., una pasarela de amigos… siempre hay alguien. Por eso es que esta soledad todavía se compone de instantes, piezas que se acomodan en un rompecabezas. Me gusta mucho esa palabra ‘rompecabezas’, con mi cabecita gráfica siempre me imagino a esos boxeadores de madera cuando la menciono, ellos son los ‘rompecabezas oficiales’.

H. y L. Me están preparando discos para que musicalicen la carretera. ¡Me encantan los discos carreteros!, yo también me voy a preparar uno. Desde la mañana estoy tarareando una canción de Pastilla, A Marte, que seguro voy a poner en ese disco. ¡Agh!, que confesión tan terrible me gusta esa banda, estúpido gusto culposo… Les dejo un poscas de Dixo y Grita Radio con Jorge Rugerio entrevistando a los pastillos. Al final está la canción pero creo que la entrevista vale como justificación.

Mírame energía soy,
no me importa si no puedes ver,
mírame tocando luz,
tengo más poder que el propio sol.
Te lo dije, te lo dije.
Ya no puedes regresar, ya no puedes regresar.





Y en los avisos parroquiales:

Visiten La misteriosa llama, C. Acaba de subir un texto adorable ‘No soy Clara la fea’ ¡Zaz!, descubrimos la identidad de C.
Visiten el nuevo bló de J., Slowly stories. Apenas tiene un post y ya me queda clarísimo el vínculo literario que tiene con M.G. ¡Bienvenido a la blóminimundo J.!
Para los que vayan al Vive, se ponen una borrachera enferma, brincan chorros con la Santa, se papasean al Otaola de mi parte y rockean durísimo con el Black Rebel, son mis únicas 2 pérdidas extremas de esa no experiencia. Pero los cambio por otro de de mis vicios la promesa de estos cielos, ps que quieren, una es debil y se necesita el no rush provinciano.

Para los que leen La Rayuela, ¡A pachequear!, nada de lecturas lineales.
Para los que coman mole, ¡no usen babero!, es un matapasión extremo.
Para todos, no aprendan datos idiotas porque les van a poner anteojos sin necesitarlos.


Les dejo a Dinah cubriendo mi puesto
¡Me largo a las HidroBermudas!

Publicar un comentario